Noticias
Noticias > Memoria 2015
Memoria 2015

Coloquio Producción Artística Contemporánea

Dice Gianni Vattimo:

¿Qué busco para hablar de la actualidad? ¿Por qué tendría que leer poetas en lugar de ver películas o incluso leer los resultados de las elecciones? Porque lo que pasa se expresa, se manifiesta de diversas maneras.

La pregunta, respuesta en sí misma, refiere a una explicación propia del pensador italiano al abordar a Heidegger y lo que él consideraba a la filosofía al final de su vida, una “ontología de la actualidad”. Es decir: el proceso de descubrimiento y de significación del individuo se da, más que en un espacio estático en el tiempo, en la expresividad de la actualidad.

Si lo anterior es verdad, entonces nos encontramos con un mapa interesantísimo y de posibilidades infinitas. ¿En dónde estamos? ¿En dónde está eso que buscamos conocer? En todas sus posibilidades expresivas y fenomenológicas.

La lógica de la interdisciplinariedad apunta, justamente, a eso: descubrir el acontecer de nuestra actualidad a partir de una totalidad de expresiones. En las ponencias y las mesas de discusión que sucedieron a lo largo del coloquio, navegamos un poco alrededor de estas nociones unificadoras, partiendo de los conceptos básicos del arte como evento, como acontecer social,de la mano de Gianni Vattimo, a las colocaciones que este “evento” tiene en cada una de las disciplinas abordadas.

Así, las artes visuales se mostraron como un foro ideal para las nuevas revelaciones del ser, las nuevas emergencias, como lo planteó Santiago Zabala; mientras que la posible sucesión histórica de estas emergencias, y quizá la confirmación de que, por el momento, no las hay como tal en ese medio, fue discutida tanto por Eleanor Heartney en relación a la producción artística como por Marek Bartelik por el medio e la crítica especializada en las artes plásticas.

Richard Peña, en cambio, tejió una relación clarísima entre las maquinaciones de la percepción social en el éxito del cine contemporáneo, mientras que Emmanuel Burdeau subrayó los peligros del peso del influjo social en la propia posibilidad de la producción cinematográfica. Lucrecia Martel, ella misma creadora, nos iluminó con algo de esperanza: mientras el creador sea uno e individual, el arte no peligra de ninguna forma de estar muerto.

Sin embargo, la situación de la música contemporánea en la actualidad puso en tela de juicio la permanencia de este halo de esperanza. En el que fue quizá el sello materializado del inicio del coloquio, Kyle Gann trazó las formas en las que la comercialización y la lógica económica de la actualidad impactaron de forma profunda un medio que, como bien fue planteado por Paul Griffiths, quizá la máxima autoridad en el tema, se transformó profundamente en las primeras décadas del siglo pasado pero ya no puede trazarse una línea pronta y directa de sus evoluciones.

¿Qué podemos concluir? Sin lugar a dudas, y sin pretender más por el momento, podemos quedarnos con el rico flujo de reflexiones, propuestas y opiniones versadas a lo largo de estos días, mismas que nos llevarán, en el mejor de los casos, a hacer mejores preguntas y mejores prácticas dentro de cada uno de nuestros ámbitos.

Noticias Relacionadas
 

Protovecka 2016 © Todos los derechos reservados